Algarve: Descubre el tesoro del sur de Portugal

Reservas

Reserva ahora

RESERVA AL MEJOR PRECIO

  • Habitación 1
Reserva online 100% segura
Sin gastos de gestión
Mejor precio disponible
Pago directo en el hotel

ALGARVE

Descubre el Algarve, una región preciosa de sol y mar, golf y montaña...


El Algarve es un tesoro en tonos azules y verdes. Con mar y golf, ríos y sierras. Pero también un tesoro de piedra de color ocre, el blanco del caserío, un baúl rico en naranjas y almendros, algarrobos y madroños, rico en mar pero también en ríos como el Guadiana y el Arade, rico en planicies y sierras, como la de Monchique y la del Caldeirão. Este tesoro es todavía más bello gracias a su Ría Formosa que guarda en sus fronteras un ecosistema único en el mundo. No, el Algarve no es solamente playa. Pero las playas del Algarve son el corazón que salta, que late fuerte y que bombea la sangre a las demás regiones de su cuerpo. Las playas son el aire que hace con que respire, el oxigeno que la hace la región turística más importante de Portugal y una de las más famosas de toda Europa.

El Algarve ofrece además actividades para todos los gustos – y todo el año. Una de las más buscadas es el golf. Con campos únicos en el mundo, enmarcados en una naturaleza especial, rodeados de una tranquilidad impar, es buscado por practicantes de todos los handicaps. Desde Sotavento hasta Barlovento, en los cerca de 200 quilómetros que recorre junto a la costa sur de Portugal continental, nos encontramos con varios campos de golf championship, y algunos de ellos ya han recibido a los mejores profesionales del mundo y han sido escenario de importantes torneos de la modalidad. Al lado del mar o en su interior, los arquitectos de los campos se han esmerado en el diseño de los trazados, aprovechando al máximo el espectacular entorno natural. Algunos de los mejores campos de Europa, muy apreciados tanto por amateurs como por profesionales, están en Quinta do Lago, Vilamoura, Vale do Lobo, Tavira, Albufeira, Portimão o Lagos.

Para quienes llegan en barco, existen cuatro marinas con infraestructuras modernas aptas a recibir barcos de todas las dimensiones y formatos. Las más antigua es la Marina de Vilamoura, pero también están las de Albufeira, Portimão y Lagos. Esta región en el sur de Portugal es igualmente escenario de distintos eventos deportivos internacionales. En Portimão se realiza anualmente el Campeonato del Mundo de F1 de Motonáutica y, desde 2009, la ciudad forma parte del Circuito Audi MedCup de Vela, con la realización del Trofeo de Portugal – Ciudad de Portimão. Muy cerca, el nuevo Autódromo Internacional del Algarve, con un circuito de F1, acoge regularmente distintas pruebas de deporte motorizado.

¡Y además de todo esto el clima! Ameno, temperado, excepcional, poco frio en invierno, caliente en verano, es un gran atractivo para muchos que acaban por cambiarse definitivamente y vivir aquí. A unas dos horas en coche desde Lisboa o Sevilla y de las principales capitales europeas, con vuelos directos a partir del Aeropuerto Internacional de Faro, viajar al Algarve es fácil y permite contar millones de historias. Desde las tradiciones más rurales hasta la arquitectura, desde el pescado a la brasa hasta las comidas de la sierra, desde los vinos cada vez más prestigiados hasta las terrazas con vistas al mar, desde sus paisajes hasta sus gentes. Lo difícil es quedarse indiferente.



Playa de São Rafael (Albufeira)


Arenal amplio, encuadramiento en acantilados calizos, tonos calientes. La Playa de São Rafael no es de las más famosas ni tampoco de las más grandes del Algarve pero sí que es una de las más especiales. Es paradigmática de la costa Algarvia y ya ha sido nombrada la mejor playa de Portugal y la cuarta mejor de Europa. Resultado de la conjugación de la fuerza de las olas del mar y el agua de la lluvia sobre los acantilados, la gran diversidad de rocas en esta plata tiene “piezas” únicas, como el Puente Pequeño y el Nido de las Golondrinas, con arcos, sapas (cavidades escavadas en la base de los acantilados), algares (pozos naturales) y leixões (núcleos rocosos aislados). El pinar se avista desde arenal, más allá de los acantilados, y junto a la arena proliferan las salgadeiras, una planta marina con fuerte componente salina. Cuando el agua está transparente, se logra percibir el contorno de las rocas, que invita a quedarnos más tiempo en el agua, de preferencia con mascara y aletas. Está a corta distancia de Albufeira, pero a quilómetros de distancia de cualquier tipo de “civilización”. Lo que se respira aquí es naturaleza.

Facilidades:
- Restaurante (no pertenece al hotel)
- Aparcamiento para personas con movilidad condicionada
- Parada de autobús
- Duchas
- Cuartos de baño
- Nadador-salvador
- Alquiler de tumbonas
- Puesto médico
- Panel de información
- Bandera azul

Licencia RNET: 432

Reservas

Reserva ahora

RESERVA AL MEJOR PRECIO

Mejor precio online

  • Habitación 1